jueves, 12 de septiembre de 2019

LA COCINERA DE CASTAMAR - FERNANDO J. MÚÑEZ









Datos:
Título de la obra: La cocinera de Castamar.
Autora: Fernando J. Múñez
Género: Ficción contemporánea.
Editorial: Editorial Planeta.
Número de páginas: 768 Páginas.
¿Donde comprarlo? Amazon - Casa del libro - fnac



Sinopsis:


Clara, una joven caída en desgracia, sufre de agorafobia desde que perdió a su padre de forma repentina. Gracias a su prodigiosa cocina logra acceder al ducado de Castamar como oficial, trastocando con su llegada el apático mundo de don Diego, el duque. Este, desde que perdió a su esposa en un accidente, vive aislado en su gran mansión rodeado del servicio. Clara descubrirá pronto que la calma que rodea la hacienda es el preludio de una tormenta devastadora cuyo centro será Castamar, su señor y ella misma.

Fernando J. Múñez teje para el lector, con una prosa detallista y delicada, una urdimbre de personajes, intrigas, amores, envidias, secretos y mentiras que se entrecruzan en una impecable recreación de la España de 1720.



Book trailer:








Opinión:


Lo reconozco, empecé a leer esta novela con miedo. Pensé... después de tantas buenas críticas que está teniendo, ahora voy yo, lo leo y no me gusta. A veces pasa, y además cada libro tiene su momento. Cuando comencé su lectura no era un buen momento para mí, demasiadas cosas en mi cabeza, pero era unos de los libros book tour que tenemos en el Club de lectura romántica y erótica de Casa del libro de Valencia, y me tocó turno de lectura. 
!Que gran surte tuve!

Nos vamos al Madrid del siglo XVIII, y lo hacemos de la mano de la señorita Clara Belmonte y Don Diego, duque de Castamar. En esta novela serán muchos los que nos contarán sus historias, todas ellas adictivas y diferentes, pero son ellos los protagonistas principales. Una cocinera y un duque, ¿qué os parece? ¿Es posible una relación entre dos personas que pertenecen a clases sociales tan diferentes? Lo primero que tenemos que pensar es en la época en la que transcurre esta historia, 1970, es el año en el que comienza la novela, las diferencias entre clases era muy notoria, de hecho no había posibilidad incluso de relacionarse entre ellos más allá de órdenes o servicios prestados. Las relaciones entre nobles y criados de esta novela es otro punto, a mi parecer, que la hace más interesante.


Veremos como viven unos y otros, cuanta bondad y cuanta mezquindad puede existir en ambos, en eso sí somos todos iguales. 
Nos daremos cuenta de cuan dificil era la vida de las mujeres, totalmente supeditadas al hombre, sin voluntad y sin poder hacer nada por su cuenta, y como eso, transforma la personalidad de estas mujeres luchadoras, que han de hacer cualquier cosa para sobrevivir, forjándose muros a su alrededor para evitar acabar destruidas.

Me ha gustado muchísimo la gran documentación que se deja ver a lo largo de la narración, me ha permitido adentrarme de lleno en esa época y sentir plenamente como vivían, como estaban distribuidas las estancias, como vestían, como sentían e incluso la manera que tenían de expresarse. Y todo ello sin hacerse nada pesado, descubriéndolo casi sin darte cuenta mientras transcurre toda la trama. Me ha llamado la atención especialmente, (fíjate que tontería) la cantidad de servicio que tenían los nobles, los diferentes nombres que se le daban, y cada uno para una cosa diferente, me he hecho un poco de lío ahí, la verdad, ja ja ja.

Vais a encontrar personajes de todo tipo, y como en toda buena novela que se precie, tiene sus malos, a los que odiaréis, en este caso no hay solo uno sino varios, pero se compensa con otros tan buenos que te llegan al corazón, yo me quedo con Clara y Diego por supuesto, pero también con la dueña, doña Úrsula y ese don Melquiades, que aunque tiene lo suyo es todo bondad. 

Es una preciosa historia contada desde los fogones de una cocina muy especial, Clara es una cocinera diferente, ya lo comprobaréis. 
Uf, os contaría tantas cosas, pero lo dejaré aquí y os hablaré de los sentimientos que ha despertado en mi y porque he agradecido que justo en ese momento me tocara a mí leer esta novela. Me ha permitido evadirme por completo, cada vez que abría sus páginas desaparecía todo a mi alrededor y solo pensaba en Madrid, en el duque, su cocinera, Castamar... Han aflorado en mí todos los sentimientos habidos y por haber, pena, alegría, rabia, tristeza, amor, odio, ira, desprecio, cariño, emoción. He llorado y he reído. He amado.
Yo creo que para un solo libro no está nada mal, ¿no os parece?

Recomiendo muchísimo que lo leáis, ya sé que a veces os asustáis si el número de páginas es elevado, pero os aseguro que se lee casi sin darte cuenta.

Un libro que no os dejará indiferente, sin ninguna duda.







2 comentarios:

  1. Me encantó, desde que comencé me paso lo mismo, iba con miedo, pero quedé enamorada.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar